El poder de la noticia en palabras y hechos

Últimas noticias

Médula


*.- INEGI, menos delitos ¡más pérdidas!



Por Jesús Lépez Ochoa

La salida de Guerrero de los primeros lugares en el mapa de la criminalidad es un hecho, que se ha venido reflejando en todas las estadísticas y no solamente en las que aludió recientemente el gobernador Héctor Astudillo Flores que fueron publicadas por un diario nacional y en las que por primera vez no se menciona a este estado en las cifras sobre la violencia.

El gobernador dijo que el trabajo coordinado con el gobierno federal, en concreto con el Ejército, la Marina, la Policía Federal, la Ministerial, y la del Estado, entre otras corporaciones, ha comenzado a rendir frutos y que septiembre fue el mes menos violento en los últimos ocho años.

Ahora bien, si la estadística que federación y estado llevan como parte de su trabajo coordinado en el día a día para atender los casos que se presentan, así como la del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública muestran una disminución de los homicidios dolosos, el INEGI también revela una baja de los delitos en general.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción Sobre Seguridad Pública (Envipe) 2019 en realidad trae los datos de 2018 en lo que respecta a victimización y sobre la percepción abarca solamente la que imperaba durante el segundo bimestre de 2019, hay que tenerlo claro. Y de igual forma, la de 2018, corresponde realmente a la estadística del año anterior.

Comparando encontramos que de 2017 a 2018 el porcentaje de viviendas con al menos una víctima de algún delito disminuyó en 9.4 puntos porcentuales, desde 37.2 por ciento hasta 27.8 por ciento.

El número de víctimas por cada 100 mil habitantes en Guerrero bajó de 30 mil 445 que hubo en 2017 a 25 mil 030 en 2018.

Pero, el costo del delito en el estado aumentó de 5 mil 232.1 a 8 mil 408.6 millones de pesos, principalmente en pérdidas económicas que también incrementaron del 64 al 72.4 por ciento en un año en el que la gente también relajó sus medidas preventivas tales como instalar rejas, chapas, tomar acciones con sus vecinos etcétera, según la Envipe.

Claro, un incremento de 3 mil millones de pesos en pérdidas no se puede atribuir a la chapa de una puerta.  ¿Será que ante las acciones del Estado los grupos criminales han reducido sus acciones a objetivos más cuantioso? Digo, el fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila ha informado que ahora se atacan las fuentes de ganancia con las que éstas organizaciones financian sus actividades ilícitas.

Ojalá no se trate de un error del INEGI. ¿Cómo es que se pierde más con menos? Que alguien nos explique.

EMERGENCIA

No hay comentarios.