El poder de la noticia en palabras y hechos

Últimas noticias

El extraño retorno de Evodio Velázquez



Por José de la Paz Pérez

No, no está muerto, políticamente, o al menos es el mensaje que Evodio Velázquez Aguirre, ex presidente municipal de Acapulco, pretende enviar a los ciudadanos de Acapulco, de Guerrero y, ¿por qué no?, de México, al hacerse acompañar del mismísimo presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ángel Clemente Ávila Romero.
El dirigente perredista estuvo el pasado miércoles como invitado al Grupo Aca, y más tarde se reunió con perredistas que buscan presuntamente rescatar al partido en Acapulco; ahí, luego de hablar de las “bondades” del gobierno que encabezó Evodio Velázquez, tomó protestas a quienes trabajarán en la reafiliación de militantes.
El encuentro tuvo lugar en un restaurante del fraccionamiento Costa Azul.
Ahí, el ex alcalde enfatizó en lo que ha venido diciendo durante los últimos días: “aquí estoy dando la cara, y siempre la daré; nunca me he dejado de nadie y ni me dejaré”, palabras más, palabras menos.
Esta extraña reaparición del ex edil inició desde su irrupción con un programa de fertilizante, programa totalmente coyuntural, que llega en el marco de la crisis generada por el retraso de la entrega del insumo por el gobierno federal y bajo la guerra de acusaciones por presuntos actos de corrupción y de ineficiencias de quienes tienen a cargo este programa que pasa por el delegado en la entidad, Pablo Amílcar, también cuestionado.
Y también se da –esta aparición pública- bajo la andanada de acusaciones por presuntas irregularidades en su gobierno, las cuales niega una  y otra vez que tiene oportunidad.
Pero ¿qué busca Evodio, aparte de su autodefensa en esta aparición temprana luego de entregar el gobierno a Adela Román Ocampo?, ¿otro cargo de elección popular?, ¿la gubernatura?, ¿tendrá posibilidades?
El propio político, quien dice que está muy satisfecho en el PRD porque le ha dado todo lo que es, afirma que por el momento sólo busca dar la cara y trabajar por el rescate del Sol Azteca, y que en su momento pensará en otras posibilidades, lo cual parece un sí a buscar un alto cargo, aunque muy velado y no por eso menos claro.
En otra reunión, Evodio conversó con el secretario general del comité estatal del PRD, Marco Antonio Organis; así como con los secretarios Pánfilo Ortega y Bizmark Molina, y los dirigentes Julio César Ortiz, Paco Torres, Ivet Bahena, y el ex diputado Perfecto Rosas.
“Estuvimos compartiendo la agenda legislativa con los diputados locales Bernardo Ortega, Perla Martínez y Robell Urióstegui. Asimismo la dirigencia nacional se comprometió en seguir apoyando la gestión de los alcaldes, representados por el alcalde de Tecpan de Galeana, Yasir Deloya”, escribió Velázquez Aguirre en la red social Facebook.
REACCIONES
Durante muchos años una regla no escrita era que los ex gobernantes, locales y nacionales, dejaban por un tiempo razonable la vida política para dejar, incluso, trabajar a sus sucesores; en el ámbito nacional esa regla quedó en el olvido, y ahora se replica en lo local con la extraña aparición de Evodio, sobre todo con un programa que, se supone, es tarea del gobierno federal implementar y llevar a feliz término.
Este activismo político, sin embargo, ha tenido sus reacciones en las mismas redes sociales en donde difunde sus actividades.
Algunos comentarios son de total apoyo al proyecto político que podría estar renaciendo en la figura del ex alcalde, como aquella de “Las izquierdas unidas hacia el 2021 sin duda un referente del #PRD en Guerrero es Evodio Velázquez Aguirre así lo pudo constatar en su visita al puerto de Acapulco el Presidente Nacional del PRD nuestro amigo Angel Avila Romero en donde las diferentes expresiones dentro de nuestro partido le brindaron su apoyo”, que escribe en Facebook Luis Manuel Marquina Suastegui.  
Y otras en contra, como la de Carlos Alberto quien publicó: “Evodio, el perredismo en el estado te debe estar agradecido que fuiste tu quien le puso la última piedra en su lápida”, o la del periodista Fulgencio Ramirez Lozano quien opinó que “El PRD es un cascarón y Evodio lo está hundiendo. El y su tribu NM (según, ya no hay) ya andan en campaña adelantada para el 2021”.
De hecho, una interpretación del activismo de Evodio es la que apunta a la elección de 2021, a lo que se refirió también Morenita Kena PG, quien dice que se trata de “Pre campaña!!! NO vamos a votar por ti”, opinión contraria a la de Carlos Salazar Pérez: “Evodio Velázquez Aguirre, es el único personaje político del PRD, que garantiza el triunfo en el próximo proceso electoral del 2021”.
EL 2021 ESTÁ AQUÍ
“El que se mueve no sale en la foto”, “hay que esperar los tiempos y las convocatorias o el inicio del proceso electoral”, son palabras, palabras que hoy nadie toma en cuenta; los procesos electorales inician cuando un aspirante quiere y nunca terminan, son los 365 días de cualquier año y 24/7; no tienen día ni horario específico.
Esto lo tiene claro el perredismo nacional y el propio Evodio quien se envalentona y deja entrever que irán con candidato propio y no apoyando a otro: “Nada de que el PRD es lo que le falta a Morena para ganar la gubernatura; nada de que el PRD es lo que le falta al PRI para ganar la gubernatura”.
“El PRD debe abrir un frente incluyente que permita que seamos una importante fuerza en la disputa en el próximo 2021; no podemos de ninguna manera pensar que el PRD va a ir mal pegado en ninguna coalición, el PRD debe rehabilitarse, debe volver a encender la llama de muchos hombres y mujeres que creen en este partido que es un partido que le ha dado mucho al país”, agrega Velázquez Aguirre.
Está claro que la carrera por el 2021 comenzó en serio y que Evodio busca algo más que defenderse; de hecho, su defensa es el medio, no el fin, para llegar a los próximos comicios; de momento ha visitado 19 municipios en donde gobierna o ha gobernado el PRD en Guerrero (Chilpancingo, Tecpan, San Marcos, Tixtla, La Unión, entre otros), ¿para qué? Seguramente para sentir el terreno, valorarlo y prepararlo con fertilizante físico y fertilizante político, ideológico.
“Debemos volver a ponernos del lado de la gente”, dice Evodio en su discurso en un afán de autocrítica, pero también de manifestar “ahora sí nos vamos a portar bien”, promesa que pasará por el colectivo ciudadano que decidirá si cree en el nuevo PRD o lo seguirá castigando con el voto de la decepción.

No hay comentarios.